Su Revista de Coleccion

El Cementerio General de San José, su historia….


Este campoosanto esta ubicado desde 1862 en el lugar que ocupa actualmente, constituye un hito urbano de la ciudad de San José. En ese lugar se localizan mausoleos y construcciones de alto valor histórico arquitectónico, además de gran cantidad de obras escultóricas en bronce, piedra y mármol de autores costarricenses, representativas de la historia plástica del país de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del XX, enriquecidas con obras de arte traídas del extranjero. Acoge en sus predios a personalidades representativas de la sociedad costarricense en lo político, cultural, científico y otras del saber, así como de ciudadanos que contribuyeron con su esfuerzo a la consolidación de la nacionalidad, el Estado y el desarrollo integral del país.
Breve Historia del Cementerio General: Luego de la colonia y siguiendo una antiquísima usanza cristiana, se enterraba a los difuntos en los alrededores de las iglesias lo que provocaba envenenamiento de aguas y pozos artificiales y saturación del aire de las poblaciones por los gases de los cementerios. Debido a esto, en 1813 se dio una Real Orden de retirarlos definitivamente y hacer los cementerios fuera de las poblaciones. Orden cumplida en Costa Rica a partir de setiembre de 1814.
En 1830 se hace conciencia de la necesidad de un Campo Santo en la Ciudad de San José, ya que las cenizas de los difuntos eran botadas en La Sabana expuestas a profanaciones.
El Doctor José María Castro Madríz, presidente de la Cámara de Representantes, en 1845 propone el establecimiento de un Hospital y un Panteón General, y con el propósito de dotar de fondos económicos al Hospital, que éste estuviera administrado por una Junta de Caridad. (Hoy la Junta de Protección Social de San José, una de las instituciones más antiguas de Costa Rica, 162 años)
Cuando se inicia la obra del Hospital San Juan de Dios, en julio de 1845, paralelamente se inicia el Panteón General de San Juan de Dios, pero en 1856 el Supremo Gobierno maniesta la necesidad de trasladar el cementerio. Para 1862 se procede al traslado del campo santo al lugar que ocupa hoy día. Se procede a rodearlo de una muralla de cal y canto, a establecer un impuesto de sepultura a favor de la Junta de Caridad de San José y de colocar el portón de hierro que tenia el panteón del Hospital San Juan de Dios.
En 1864 se realizan gestiones ante la Curia Metropolitana para construir una ermita con la denominación de Capilla de las Animas.
En 1872, el Presidente de la Junta de Caridad, insiste con la Municipalidad en la conveniencia de ampliar el área por estar agotada la capacidad del lugar. En 1879, don Juan Bonnefil y los descendientes de don Alejo Jiménez, ofrecen la esquina N.O exterior del Panteón como donación al Cementerio. Esa parte, dentro del Cementerio General, se conoce como Panteón Bonnefil.
En el siglo XIX se tenía la costumbre de sepultar únicamente a los católicos en los Cementerios y darles sepultura eclesiástica, dando como resultado que los naturales y extranjeros que profesaban otra religión no pudieran utilizar el Cementerio. Para tal efecto se mandó a crear un Cementerio para ellos, cerca del Cementerio General, en terrenos del Estado y bajo la vigilancia de la autoridad local y las ampliaciones hechas fueron por los mismos extranjeros. 
En 1980, se conoce y aprueba el anteproyecto de construcción de un Osario en el Cementerio General obra que fue entregada el 27 de agosto de 1982.
Declarado e Incorporado al Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica, según Decreto Ejecutivo Nº 28769-C. Propiedad de la Junta de Protección Social de San José.

Personajes que se han destacado en nuestro país en diversas áreas, que han sido sepultados, entre otras, en el Cementerio General de San José:
• Don Juan Mora Fernández. Primer Jefe de Estado. Benemérito de la Patria. Sus restos fueron traídos de Puntarenas, al Cementerio General el 23 de marzo de 1896.
• José Rafael De Gallegos. Segundo Jefe de Estado. Sus restos fueron traídos de Puntarenas y depositados en el Cementerio General el 26 de enero de 1872.
• Francisco María Oreamuno, quien murió en 1856, a consecuencia de la peste del cólera.
• José María Castro Madríz, último Jefe de Estado y Primer Presidente de la República, Benemérito de la Patria.
• Juan Rafael Mora Porras, (Juanito Mora P.) Benemérito de la Patria. Segundo presidente de Costa Rica. Sus restos fueron traídos de Puntarenas donde fue sepultado, al Cementerio General el 13 de enero de 1885.
• Aniceto Esquivel Sáenz. Fue presidente de Costa Rica por dos meses
• Bruno Carranza Ramírez. Fue Presidente de la Junta de Caridad en 1877-1878.
• Próspero Fernández Oreamuno, Presidente de la República de 1882 a 1885.
• Bernardo Soto Alfaro, Presidente de la República de 1885 a 1889.
• Carlos Durán Cartín. Presidente de la República, diputado y ministro. Presidente de la Junta de Caridad en 3 períodos. Benemérito de la Patria.
• José Joaquín Rodríguez Zeledón. Presidente de la República de 1890 a 1894.
• Vicente Herrera Zeledón. Presidente de la República por un período de 14 meses. Gobernador de San José, diputado, regente de la Corte Suprema de Justicia, cofundador, secretario y presidente de la Junta de Caridad.
• Rafael Iglesias Castro. Presidente de la República de 1894 a 1902.
• Cleto González Víquez. Presidente de la República 2 veces. Benemérito de la Patria Presidente de la Junta de Caridad.
• Ricardo Jiménez Oreamuno. Presidente de la República en 3 oportunidades. Presidente del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia. Benemérito de la Patria
• Federico Tinoco Granados. Presidente de la República en 1917.
• Francisco Aguilar Barquero. Presidente de la República durante ocho meses
• Julio Acosta García. Presidente de la República en 1920. Benemérito de la Patria
• León Cortés Castro. Presidente de la República en 1936
• Rafael Angel Calderón Guardia. Presidente de la República. Benemérito de la Patria
• Francisco José Orlich Bolmarcich. Presidente de la República
• Daniel Oduber Quirós. Presidente de la República.
• Santos León Herrera. Presidente en ejercicio en la época de Teodoro Picado.
• Joaquín García Monge. Uno de los grandes escritores de nuestro país.
• Alejandro Aguilar Machado. Escritor nacional.
• Aquileo J. Echeverría. Escritor nacional. Murió en Barcelona, España. Sus restos fueron traídos al Cementerio General el 19 de marzo de 1915
• Miguel Obregón Lizano. Benemérito de la Patria.
• Nazario Toledo Murga. Primer presidente de la Junta de Caridad de 1845 a 1848
• Johnn Meiggs Keith Faulkner. Presidente de la Junta de Caridad de 1909 a 1927.
• Gerardo Castro Méndez. Presidente de la Junta de Caridad de 1884 a 1885.
• Domingo Rivas Salvatierra. Presidente de la Junta de Caridad en 1876.
• Federico Tinoco Iglesias. Presidente de la Junta en 1875.
• Concepción Pinto Castro. Presidente de la Junta de Caridad de 1869 a 1872.
• Bruno Carranza Ramírez. Presidente de Costa Rica y de la Junta de Caridad en 1877.
• Alberto Echandi Montero. Presidente de la Junta de Caridad. Benemérito de la Patria
• Alfredo Echandi Jiménez. Presidente de la Junta de Protección Social de San José.
• General José Joaquín Tinoco Granados. Ministro de Guerra.
• General Federico Valverde Hernández.
• General Juan Volio Llorente.
• General Teniente Coronel Alejo Biscauby. Primer comandante del Cuartel de Artillería.
• General José María Cañas. Héroe de la Campaña Nacional de 1856. Sepultado en Puntarenas, siendo trasladados sus restos al Cementerio General el 14 de setiembre de 1881.
• Presbítero José Cecilio Umaña. Cura de San José. Al morir legó su fortuna al Hospital San Juan de Dios y a otras instituciones de beneficencia