Su Revista de Coleccion

El papa Francisco toma posesión de la basílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma

 Poco antes de las cinco de la tarde el papa Francisco se dirigió hacia la basílica de San Juan de Letrán. 26 días después de su elección, Francisco tomaba posesión de la catedral de Roma de la que es obispo.

Miles de personas le esperaban en la plaza de San Juan de Letrán. El Papa hizo un breve recorrido en jeep para saludarlos y también para inaugurar el largo Juan Pablo II junto con el alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

A la entrada de la basílica, el cardenal Agostino Vallini, vicario del Papa para la diócesis de Roma, recibió a Francisco. Tras besar el crucifijo y bendecir el lugar con agua bendita, el Papa entró en la basílica. De camino al altar se detuvo para saludar a numerosos enfermos.

Como ese día era el segundo domingo de Pascua, también llamado de la Divina Misericordia, el Papa habló en la homilía de la paciencia de Dios.

PAPA FRANCISCO 

“Este es el estilo de Dios: no es impaciente como nosotros que a menudo queremos todo inmediatamente, también de las personas. Dios es paciente con nosotros porque nos ama y quien ama comprende, espera, da confianza, no abandona, no corta los puentes, sabe perdonar”. 

El Papa habló también de la misericordia de Dios y contó cómo la ha visto tantas veces en su vida personal y en la de otros.

PAPA FRANCISCO 

“En mi vida personal he visto, tantas veces el rostro misericordioso de Dios, su paciencia. He visto también en tantas personas el valor de entrar en las llagas de Jesús diciéndole: Señor estoy aquí, acepta mi pobreza, esconde en tus llagas mi pecado, lávalo con tu sangre. Y siempre he visto que Dios les ha acogido, consolado, lavado, amado”. 

Después de esta ceremonia el Papa abrió el apartamento papal de San Juan de Letrán, que estaba sellado desde el 28 de febrero cuando la renuncia de Benedicto XVI se hizo efectiva. Con este gesto toma posesión de manera definitiva de la diócesis de Roma.