Su Revista de Coleccion

Aspectos históricos de la aparición de la Virgen de Guadalupe

Fotografía: http://jesusenguatemala.com/

Joyce Velasquez

Los festejos a la Virgen de Guadalupe, no son solo una tradición de nuestro país que fomenta la devoción y exalta la fe de los creyentes.  En realidad tiene aspectos trascendentales en la historia de nuestro México y han sido sustentados en algunas fuentes bibliográficas.

La aparición de la Virgen de Guadalupe a Juan Diego ocurrió en 1531 el 12 de diciembre. En esa época nuestra nación vivía una transición cultural y religiosa muy importante, dado que la “Conquista de México” ya había ocurrido diez años antes, por lo que los religiosos españoles se encontraban evangelizando a los indígenas. Dicha revolución ideológica, para muchos estudiosos tenía que llevar simbolismos en los que los nativos de la Nueva España creyeran. Los historiadores coinciden  en que la aparición de la Virgen de Guadalupe marcó una pauta importante en la evangelización y mezcla de culturas española e indígena.

Tener un símbolo de fe con rasgos propios de los habitantes fue un aspecto importante para la unificación religiosa. La Virgen Morena, quien se apareció en el cerro del Tepeyac, centro de culto a la diosa Coatlicue, muy importante para los mexicas y denominada incluso Tonantzin que significa “Nuestra venerable madre”, designa otro elemento importante para la evangelización.

Existen publicaciones sobre la aparición de la Virgen de Guadalupe como el Nican mopohua, publicado en 1649 que es un relato canónico sobre las apariciones a Juan Diego y el culto a la Guadalupana. Se han encontrado relatos de 1530 (antes de la aparición) que mencionan la importancia de mantener un templo en el cerro del Tepeyac ya que para los indígenas representaba un sitio importante de culto a sus dioses. Se tiene registro de que los franciscanos consideraban muy importante mantener ese sitio para la evangelización, donde se realizó una campaña agresiva en contra de los dioses de Mesoamérica, pero con la aparición de la Virgen de Guadalupe, los indígenas se identificaron y también rendían culto a la imagen católica.

Como parte de la evangelización, los franciscanos permitían a los indígenas representar por medio de pinturas a las imágenes religiosas. Este hecho hizo que Montúfar, religioso de España, tuviera enfrentamientos con los sacerdotes en la Nueva España. Dada la importancia de resaltar el culto indígena a la Virgen de Guadalupe y tras muchos desafíos, el 6 de septiembre de 1556, Montúfar pronunció una homilía en la cual se pronunciaba partidario de la promoción del culto a la Guadalupana entre los indígenas, aunque posteriormente fuera criticado. Por su parte, Bernardino de Sahagún, gran historiador de la cultura y lengua de los nahuas, fue uno de los críticos al culto de la Virgen de Guadalupe durante el siglo XVI, quien publicó en 1576:

Cerca de los montes hay tres o cuatro lugares donde solían hacer muy solemnes sacrificios, y que venían a ellos de muy lejanas tierras. El uno de estos es aquí en México, donde está un montecillo que se llama Tepeacac, y los españoles llaman Tepeaquilla y ahora se llama Nuestra Señora de Guadalupe; en este lugar tenían un templo dedicado a la madre de los dioses que llamaban Tonantzin, que quiere decir Nuestra Madre; allí hacían muchos sacrificios a honra de esta diosa, y venían a ellos de muy lejanas tierras [...]; y ahora que está allí edificada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe también la llaman Tonantzin tomada ocasión de los predicadores que a Nuestra Señora la Madre de Dios la llaman Tonantzin.

Actualmente la Antigua Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México y sus edificaciones posteriores representan  el segundo santuario católico más visitado del mundo (después de la Basílica de San Pedro en el Vaticano), con más de 14 millones de visitantes todo el año con innumerables peregrinaciones desde todas las partes del país. En el 2006 la cifra de visitantes superó a la Basílica de San Pedro convirtiéndose durante ese año en el santuario católico más visitado del mundo.

La Virgen de Guadalupe ha representado un papel importante en la historia, desde la transición ideológica y religiosa de los mesoamericanos al catolicismo, siendo un símbolo importante para la unificación de ideas como ocurrió con la Independencia de México, donde Miguel Hidalgo y Costilla utilizó la imagen guadalupana como estandarte para el levantamiento de armas contra los españoles. Actualmente el culto a la “Virgen Mexicana” genera visitas de todo el mundo, no solo con peregrinaciones y demostraciones de fe, sino como símbolo turístico de nuestro país.

JOIN es una plataforma de expresión y opinión para todas las personas, por lo que este artículo representa sólo la voz de uno de nuestros colaboradores y no necesariamente refleja nuestra posición, punto de vista u opinión