Su Revista de Coleccion

Guatemala: Jesús Nazareno de la Reseña

Alexander Molineros

Jesús Nazareno de la Reseña es la joya escultórica religiosa más venerada en la Villa de San Cristóbal Verapaz, según investigaciones que se han llevado a cabo a cargo de los directivos y miembros activos de la hermandad, lograron llegar  que al analizar a una escultura se debe contextualizarla en el momento en que se realizó, para comprender las tecnicas tanto en su burilacion como en su encarnado. Inciando en este punto:
El encarnado realizado semeja las tecnicas del Siglo XVIII (1700 aprox.), no sabemos si esta bella talla fue retocada ya, debido a la palidez marcada en el area de pómulos y la falta de moretones en ella. Puesto que las encarnaciones de Siglo XVII y XVIII son barrocas ensangrentando casi el rostro del señor, asi como la aplicación de moretones.
La talla es sumamente exquisita, tiene una gran coincidencia con el Nazareno Mercedario de la Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes en la Ciudad Capital.
Cabe añadir algunas consultas entre estas con el Lic. Juan Alberto Sandoval de la Escuela de historia de USAC y el sitúa a la imagen en el Siglo XVIII por tanto segun el licenciado corresponde a una Replica de Jesus de los Milagros del Senor San Jose y si efectivamente si compara el rostro del nazareno de San Cristóbal con el de San José hay mayores coincidencias.
ADDENDUM> aunque algunos creen que también el nazareno de San jose es influenciado por el Mercedario (Comentario hecho por el Lic. Miguel alvarez Arevalo).
Investigaciones profundas en San Cristóbal Verapaz y en ciudades vecinas, han logrado contextualizar con fotografías que nos arrojan a fechas memorables como 1616, 1752 y 1800, llegando a la conclusión que la esta bella escultura tiene aprox. 400 años de veneración, no obstante teniendo este dato, podemos llegar a la conclusión que este nazareno perteneció a los Frailes que colonizaron la Ciudad de Cobán como también es el mas antiguo de la Verapaz, es uno de los dos naturales, junto a Jesús “El Antiguo” que fue traído por Fray Bartolome de las Casas en 1543