Su Revista de Coleccion

Escazú, Costa Rica : La hermosa CI Padre Jesús de Los Milagros

Reportaje : Mynor Esquivel 

Un 22 de marzo de 1986, Sábado de Pasión el Padre Walter Howell bautiza y consagra la antigua imagen de Jesús Nazareno, que es una obra escultórica guatemalteca de finales del siglo XVIII y principios de siglo XIX  de escuela no atribuible con el nombre de Nuestro Padre Jesús Nazareno de los Milagros.

Esta imagen Se denota antigüedad en la obra. A de tener una encarnación y policromado que no se apega  a su realidad iconográfica.  En relación con su rostro – señaló Ruiz – está bien tratado desde el punto de vista estético-escultórico de la imaginería guatemalteca: Barba en boluto, bigote con partición a la altura de las fosas nasales, nariz recta, delineación perfecta de las cejas, ligero golpe en izquierdo. “Esta es una muy bella obra”, argumentó.