Su Revista de Coleccion

Guatemala, Parroquia San Joaquín, Villa Canales: Hermandad de Jesús Niño

Por: Hermandad de Jesús Niño

En Guatemala la devoción al Niño Dios es también parte esencial de las manifestaciones de fe que mueven a  un pueblo y que a través de los siglos han perdurado y recobrado mayor esplendor, esto sin perder el sentido que el de evangelizar por lo cual fueron creadas,  desde los nacimientos en los hogares particulares, hasta los nacimientos con esos toques altareros tan guatemalteco que sobresalen en los templos, parroquias o comunidades que engalanan las fiestas en entorno al Nacimiento del Hijo de Dios.

Villa Canales no se quedo atrás, según cuentan personas de antaño que las actividades para recordar y celebrar dicho acontecimiento para nuestra iglesia eran muy importantes para los pobladores, están daban inicio con las posadas, las cuales eran recreadas con tantos detalles que movían a el pueblo todos los años y así sentir ese fervor que José y María vivieron en aquellos días en que el Salvador llego a tan humilde pesebre, entre animalitos en ese establo frio pero tan lleno de esperanza y amor.

La imagen de Jesús Niño es de talla reciente, encargada al maestro escultor  Gilmar Méndez Paz y encarnada por Alejandro Dardón Barillas en el año 2007, dicha imagen de tan solo 50 cms de alto  es mandada a elaborar tras la necesidad de contar con una imagen titular, pues la que se resguarda en el templo y se cree que era con quien se realizaban los rezados muchos años atrás no fue cedida en custodia por su antigüedad

Jesús Niño una imagen que muchos creen que es antigua, por el trabajo en su encarnado y muy rica en su expresión tan tierna, fue puesta a veneración del pueblo canaleño en misa de noche buena por el Padre José Lino Santos (Q.E.P.D), el 24 de diciembre de 2007, en este mismo acto solemne se instituye la Hermandad quien es la encargada de los preparativos para conmemorar la Solemnidad del Nacimiento de Jesús en nuestro pueblo.

La Devoción  Jesús Niño ha ido en aumento, desde ese primer año en que volvieron a retomarse los rezados con el Niño Dios, en andas de 16 brazos, a las actuales con la capacidad de 40 cargadores, saliendo por espacio de 7 horas con 30 músicos filarmónicos amenizando tan solemne acto con sones, alabados, toda una gama de música festiva entre cohetería y el andar de las gente,  no dudamos entonces que dicho rezado en un futuro llegue a los corazones de todo el pueblo católico de Guatemala y porque no más allá de nuestras fronteras.