Su Revista de Coleccion

Costa Rica: Parroquia La Inmaculada, Heredia “Un Nazareno más que hermoso”

Fotografias: Mynor Esquivel

Por:

Alex Carballo

Mynor Esquivel

Dentro de las expresiones artísticas de la época guatemalteca durante la colonia, no cabe duda que la talla  de las imágenes de Jesús Nazareno fueron sus mejores logros , a la par de las Vírgenes Dolorosas que acompañan a estos durante sus recorridos enla Semana Santaen los diferentes pueblos donde se encuentran, y que los fieles le rinden culto y veneración durante todo el año, si esta se encuentra a la exposición de los fieles o muchas veces embodegadas por la falta de interés, o por directrices, un poco fuera de un juicio de devoción popular, de los mismos encargados de estas bellas esculturas, salidas de manos de los hombres que las forjaron, por inspiración divina, en imprimir en un tronco de cedro los sufrimientos del Maestro de una manera artística para que aquellos que las contemplaran, cambien su corazón de piedra por uno de carne.

En Costa Rica, la influencia guatemalteca no era de menos, a pesar de ser la provincia más alejada dela Antigua CapitaníaGeneral de Guatemala, e inclusive la más desatendida económicamente; el gusto por la belleza no fue desmerecido y reflejo de esto es la muestra muy importante de imágenes de Nazarenos y Dolorosas que se encuentran a lo largo y ancho de todo el país, algunas en perfecta conservación en la policromía y otras “profanadas” por manos que carecían de gusto por el arte y el sentido estético.

Para ir de lo general a lo particular nos referiremos ala Ciudadde Heredia y en ella al Templo dela Inmaculada Concepcióndonde se guardan hermosas imágenes guatemaltecas y entre ellas se encuentra la imagen de Jesús Nazareno que sale procesionalmente el Viernes Santo en la mañana cargada por los caballeros de Jesús Nazareno.  Esta imagen es una de las más altas que se encuentran el  país ya que erguida alcanza la altura de 1.90, y se sale de la estructura de las imágenes guatemaltecas, porque la mayoría son de1.60 mo1.70 msi acaso, y algunas mas pequeñas; y es una de las más bellas a mi opinión personal.  La Parroquiade Heredia se preocupó por la contratación de imágenes hermosas para la celebración externa de los cultos de Semana Santa en Guatemala, lo mismo que otras parroquias donde se encuentras imágenes con muchas similitudes de escuelas escultóricas.  No hay datos precisos de cuando fue traída o quien la contrató, cuanto fue su coste y mucho menos su escultor o escuela imaginera.

Esta imagen con solo verla una primera vez inspira compasión y piedad ante los sufrimientos del Divino Redentor.  Su mirada cargada de ternura para con los pecadores refleja a la vez el sufrimiento interno que padece Nuestro Señor y que consumará con el suplicio de la cruz donde los pecados de la humanidad serán borrados para dar paso a la gloria de la Resurrección.  Lamirada puede situarse perfectamente dentro de los pasajes bíblicos de las mujeres de Jerusalén donde dice “No lloréis por mi, mas bien lloréis por vosotras y vuestros hijos…” ya que carga consuelo y esperanza ante los embates de la vida de los pecadores.  También me imagino dentro de la escena, aunque no bíblica, no menos hermosa de la mujer que limpia el rostro de Jesús, aquella mujer llamada Verónica que salta ante la angustia del condenado a muerte, y lo socorre con un acto de bondad tan simple que obtiene su premio con la impresión de la faz divina en el manto.  Otra escena que sitúa los ojos de la imagen es aquella donde Jesús se vuelve a la mujer pecadora y le dice “¿Dónde están los que te acusan?”, y ante la respuesta de la mujer le responde nuevamente “Vete y no peques más…”.  Palabras consoladoras que inspira una imagen y provoca un cambio de actitudes de conversión y paz para aquellos que buscan el consuelo y el perdón de sus pecados.  Cabe destacar que como un dato y que se puede precisar por medio de comparaciones de fotografías antiguas y nuevas de la cara del Nazareno se nota que los ojos fueron cambiados por otros más claros.  La mirada anterior era una mirada más de sufrimiento y de tenebrosidad por lo que ha de venir que la que tiene actualmente.  Parece que  fue por los años 1970 cuando estaba el Padre Álvaro Solera (QdDg) encargado de las procesiones dela Semana Santa en la ciudad de Heredia y esto ocurrió en una restauración que se le hizo a la imagen, perdiendo así su policromía original.

Siguiendo por las líneas faciales de la imagen se encuentra la boca, una expresión de llamado hacia la conversión que se mezcla con la de dolor por aquellos tormentos que ha padecido Nuestro Señor.  Esta entreabierta y deja ver claramente los dientes blancos bien perfilados y la lengua que da una expresión de avidez, entre la sed y el martirio.  Una boca que pronuncia palabras de salvación para todos aquellos y que no condena, sino que desea la salvación de los seres humanos.  Jesús no reprocha, no se vale de su condición de Hijo de Dios para proferir palabras duras contra el que no sigue su voluntad, sino más bien palabras dulces porque solo al ser humano se le conquista con la bondad.  Así es el Jesús que conozco y no aquel que desean pintar otros…

Su nariz es simplemente perfecta, es hermosa, perfilada como la expresión pura de la varonibilidad que refleja la imagen.  Es de corte recto en sus ángulos y en ella se muestra la pericia del escultor, porque solo busca lo mejor de la belleza humana para reflejarla en la imagen del Nazareno.

Su barba es perfilada minuciosamente, con la gubia de solo aquel que la sabe trabajar la madera, y que demuestra el seguimiento preciso dela Escuela Guatemaltecaden los Nazarenos.  Si se toma varios ejemplos que se encuentran en el país se denota que hay similitudes con imágenes traídas a mediados del siglo XIX, seguramente con la creación de la nueva Diócesis de Costa Rica, y el auge nuevamente de la escultura guatemalteca.  Es la barba de un caballero de clase alta, bien cuidada y laboriosamente trabajada.  A pesar de la sencillez que debía haber dentro del Maestro, los escultores no escatiman en belleza.

Las manos del Nazareno son hermosas, porque de ellas se denota que la inspiración del escultor no fue de un dolor tortuoso sino de una toma de voluntad por lo que esta sucediendo; no toma la cruz con las manos crispadas sino serenamente.  Sus dedos han sido perfilados dando la idea de asumir el sacrificio por los humanos, y no toma la cruz en contra de su voluntad sino en la voluntad del Padre que entrega a su único Hijo para una muerte ignominiosa.

Las manos que bendices se abren para acoger a quienes se acercan para refugiarse y encontrar el bálsamo de la bendición del perdón de sus pecados.

No concibo de cómo se puede usar a la imagen de Jesús Nazareno para condenar a los pecadores…

Sus pies, que caminaron abruptamente hacia el camino del Calvario, están uno delante del otro, reflejando la entereza de seguir el camino y no echarse para atrás en el dolor y lo que se avecina.  El paso es firme, seguro, no vacilante.  La belleza de los pies se puede comparar con los pies de quien es el mensajero de la paz, y que camina con el ser humano en las miserias para darlela Redencióny la salvación.

Su cuerpo sin pulir, presenta una curvatura hacia el lado derecho, lado que se consideraba como el correcto para observar a otras personas, el peso de la cruz es fuerte pero la voluntad lo es más y el amor lo puede todo.

Pudo haber tenido una bella cruz salomónica, no se sabe a ciencia cierta, pero actualmente la que usa es hueca, y muy liviana para evitar el daño de la imagen.  Esta bella imagen la encontramos en una “cueva” al lado izquierdo del templo dela Inmaculada Concepción, donde los fieles la pueden venerar con la decoración realizada por el artista herediano Hugo Sánchez.

Definitivamente, esta imagen es una fuente de inspiración para el cristiano que quiera convertirse, y que es solo una milésima de la pasión que Nuestro Señor padeció por la salvación de los pecadores.