Su Revista de Coleccion

La Divina Infantita intercede por nosotros….

Foto y Texto: Costarricense Catolico

El 8 de diciembre celebramos la Concepción Inmaculada de la Virgen en el seno de su madre santa Ana y 9 meses después la Iglesia se llena de júbilo en su Natividad.
Este 30 de Agosto unámonos alrededor de la Cuna de la Niña María Inmaculada
lla Virgen Santísima para invocarla en la fiesta de su Nacimiento el día
8 de septiembre.
Hagamos estos 9 días de preparación a su Cumpleaños
para agradecer a Dios Trino el don de María nuestra Madre.

Oración para pedir su bendición
Eres, Niña Inmaculada
Del Señor Obra Maestra
Pues la Fuerza de su diestra
Quedó en tu ser agotada
Y porque fuiste formada
Sin la Culpa Original
Eres Reina Universal
Y de mi vida Pastora
Inmaculada Niña Señora
Líbranos de todo mal
Y alcánzanos ahora la bendición final +

La Virgen María prometió que, a quienes pidan al Señor algún favor por los méritos de su Concepción , Nacimiento e Infancia No se les negaría nada

Por los méritos de tu Concepción, Nacimiento e Infancia
Te pido Dulce Niña : Vivir y Morir en la vida de la Gracia

Jaculatoria inspirada por el Ind. HyH de la Toda Santa.

Hoy nace una clara estrella,
tan divina y celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo sol nace de ella.

Esta fiesta mariana tiene su origen en la dedicación de una iglesia en Jerusalén, pues la piedad cristiana siempre ha venerado a las personas y acontecimientos que han preparado el nacimiento de Jesús. María ocupa un lugar privilegiado, y su nacimiento es motivo de gozo profundo. En esta basílica, que había de convertirse en la iglesia de Santa Ana (siglo XII), san Juan Damasceno saludó a la Virgen niña: “Dios te salve, Probática, santuario divino de la Madre de Dios … ¡Dios te salve, María, dulcísima hija de Ana!”. Aunque el Nuevo Testamento no reporta datos directos sobre la vida de la Virgen María, una tradición oriental veneró su nacimiento desde mediados del siglo V, ubicándolo en el sitio de la actual Basílica de “Santa Ana”, en Jerusalén. La fiesta pasó a Roma en el siglo VII y fue apoyada por el Papa Sergio I. Su fecha de celebración no tiene un origen claro, pero motivó que la fiesta de “La Inmaculada Concepción” se celebrara el 8 de diciembre (9 meses antes).

A casa de Santa Ana
llegaron hoy las vecinas
porque dicen en el pueblo
que ha dado a luz a una niña
Jesús, que contento
Jesús, que alegría
Porque ya ha nacido
la Virgen María (bis).
II.
San Joaquín como sabía
que aquella noche nacía,
recogido con su esposa
las oraciones decía.
Y a la media noche
llegó la Alborada
y nació la Niña
que es Inmaculada (bis).
III
Los angelitos del Cielo
cantaban junto a su cuna,
y al lado de sus pies bellos
vino a posarse la luna.
Jesús, que contento
Jesús, que alegría
Ya vino la Aurora
vendrá pronto el Día (bis).
IV
El mundo estaba en tinieblas
sin luz, sin norte y sin guía
y hoy se llenó de esperanza
porque ha nacido María.
Estaba anunciado
de tan linda Flor
que el fruto bendito
será el Redentor (bis).
V.
¿Quién es ésta que se alza
más hermosa que la Aurora?
De Ella va a nacer el Sol
es Virgen, nuestra Señora
Benditos los padres
que dieron tal flor
Bendita la Niña
que es Madre de Dios (bis).
VI.
De otra cosa no se habla
hoy en todo Nazaret:
“¡Ay, qué Niña tuvo Ana!”
“Voy contigo y la veré!”
Y al ver que es hermosa
cual ninguna flor,
sus Padres dan gracias
a Nuestro Señor (bis).
VII.
A todos mira y sonríe
esta lindísima Niña;
tiene Corazón de Madre
y en su rostro se adivina.
Dicen vendrá el día
que Nuestro Señor
la hará Madre nuestra
con gozo y dolor (bis).
VIII.
Reciban mil parabienes
sus padres Joaquín y Ana,
por esta Niña que tienen
y el Fruto de sus entrañas.
Jesús y María
y el Casto José
La Santa Familia
que hay en Nazaret
H.M.C.S.T. sept. 1995