Su Revista de Coleccion

AÑO SANTO JUBILAR MARIANO CON MOTIVO DE 375 ANIVERSARIO DEL HALLAZGO DE LA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

Carlos Oreamuno Toledo / Especial para Pasos de fe
DECRETO

Considerando:

1. Que este año se cumple 375 años del Hallazgo,la Venerada Imagen, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, por la indígena Juana Pereira, enla Puebla de los Pardos en Cartago, capital dela Provincia de Costa Rica, el año 1635.

2. Que la vida religiosa y eclesiástica de los costarricenses ha girado alrededor del culto y de la devoción de Nuestra Señora de los Ángeles, cuya Imagen se venera en el Santuario Nacional de Cartago.

3. Que durante todo el año, pero especialmente durante el mes de agosto, festividad nacional de Nuestra Señora de los Ángeles, Patrona Nacional de Costa Rica, acuden miles de costarricenses como peregrinos a visitarla Madrede Dios ala Basílicaen Cartago.

4. Quela Virgen María,la Madrede Dios, en su glorioso título de Nuestra Señora de los Ángeles, fue declarada Patrona de Costa Rica, por el Congreso dela Repúblicaen el año 1824 y ratificado en los años 1924 y 2002 por el mismo Congreso y en año 1926 se le concedela Coronación  Pontificia.

Por tanto:

1. Que el Obispo Titular dela Diócesisde Cartago, junto con el Arzobispo Metropolitano, en calidad de Presidente dela Conferencia Episcopalde Costa Rica, convocan un “AÑO SANTO JUBILAR”, para conmemorar el 375 aniversario del Hallazgo dela Venerada Imagende Nuestra Señora de los Ángeles.

2. Que el Año Jubilar dará inicio el domingo 18 de julio, con la apertura dela Puerta Santaenla Basílicade Nuestra Señora de los Ángeles en Cartago, hasta el 2 de agosto del 2011.

3. Que un Año Santo Jubilar es un tiempo de gracia y bendición, quela Iglesianos ofrece para acercamos de una mejor manera al Señor por medio de María.

4. Que es nuestro deseo que esta experiencia de Dios produzca en nosotros abundantes frutos de conversión personal y comunitaria, acreciente nuestro compromiso cristiano y nos ayude a ser mejores discípulos misioneros de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida.

Dado que el Santuario Nacional de Nuestra Señora de los Ángeles, en Cartago, es el máximo centro de expresión del culto mariano en Costa Rica, donde se vivencia y testimonia el amor aLa Madrede Dios hecho hombre enla Segunda PersonadeLa Santísima Trinidady Madre; Señora y Reina nuestra, representada en La imagen de piedra, hallada por el año de 1635, enla Pueblade los Pardos y que se le llama Nuestra Señora de los Ángeles, aún cariñosamenteLA NEGRITA.

Los diferentes documentos del Magisterio deLa Iglesia, precisamente los de Pastoral de Santuarios, específicamente los marianos, nos hablan claro y directamente, que en estos para que tengan un significado verdadero, debe desarrollarse una catequesis especial  para el peregrino y visitante y hacer énfasis en los diferentes aspectos,  ya que en ellos se dan una serie de manifestaciones no solo litúrgicas, si no también sobresalen, cantidad de hechos que están enmarcados en la piedad popular, donde se enseñe a vivir el amor  y la veneración aLa Santísima VirgenMaría, pero sobre todo enseñar e indicar correctamente cual es el papel de Ella, en el plan de salvación de la humanidad; llevarnos a Cristo el Señor.

En su oportunidad el Papa Juan Pablo II, manifestó que un punto especial en la evangelización es, la pastoral de santuarios: estos son antenas permanentes dela Buena Noticia, centros propulsores, cada vez más dinámicos deLa Nueva Evangelización, por eso debemos aprovechar al máximo y desarrollar una verdadera  catequesis para los peregrinos y visitantes.

La Exhortación Apostólicade S.S. Pablo VI, “El Culto a María” nos dice: “El desarrollo deseado de la devoción aLa Santísima Virgen, insertada en el cause del único culto que justa y merecidamente se llama cristiano, porque en Cristo tiene su origen y eficacia, en Cristo halla plena expresión y por medio de Cristo conduce en el Espíritu al Padre, es un elemento cualificador de la genuina piedad dela Iglesia.

En efecto, por intima necesidadla Iglesiarefleja en la praxis cultual el plan redentor de Dios, debido a lo cual corresponde un culto singular al puesto también singular que María ocupa dentro de él; asimismo todo desarrollo autentico del culto cristiano redunda necesariamente en un correcto incremento de la veneración ala Madredel Señor.

Por lo demás, la historia de la piedad demuestra cómo las diversas formas de piedad haciala Madrede Dios, aprobadas porla Iglesiadentro de los límites de la doctrina sana y ortodoxa se desarrollan en armónica subordinación al culto a Cristo y gravitan en torno a él como su natural y necesario punto de referencia.

 

Dado en la Sededela Conferencia Episcopal, el día 29 de Junio, Fiesta de San Pedro y San Pablo, del año del Señor 2010.

Mons. Hugo Barrantes Ureña  -              Mons. José Francisco Ulloa Rojas
Arzobispo Metropolitano  San José                            Obispo de Cartago
Presidente Conferencia Episcopal