Su Revista de Coleccion

El monologo de La Verónica:

Fotografías. Municipalidad de San José

Al escuchar el retumbo de la percusión romana salí al balcón de mi casa junto a mi pequeña, mire como llevaban a un justo y a dos malhechores camino al Gólgota. Salí corriendo, me acerque y les grite: ¡Dejadme pasar por amor al Omnipotente, por amor al Dios de Israel!

¿Hasta cuando se saciará vuestra sed de sangre de los hijos de Israel?

En que forma lleváis al patibulum al más grande e ilustre de los hijos de mi pueblo. Y les pregunte: ¿No sabéis quién es, le digo que es Él que por siempre han anunciado las profecías? Aquel niño de Belén perseguido por Herodes.

Es quién confundió a escribas y sacerdotes, él es sabio, es bueno, es  milagroso, es quién anduvo sobre las aguas,  calmó las tempestades y multiplicó los panes. ¿Es que acaso no teméis al poder de Yahvé ?

Dad  paso a esta mujer que sigue el impulso irresistible de su fiel corazón compadecida ante la injusticia con que impíos y traidores han saciado su odio y envidia contra el hombre, contra………….DIOS…

Luego, dirigí mi mirar hacia El Mesías, quien iba abatido. Era un varón de dolores, tal y como lo mencionó el Profeta Isaías.

Y, le dije: OH Jesús he pasado por tantos obstáculos para llegar a ti pero Señor ¿cómo se han atrevido a lastimarte? te han ultrajado Señor,  maltratado y humillado,  tus ropas te las han desgarrado como si fueses mendigo. OH padre mío ¿cómo han podido cometer esta infamia contra ti?

Jesús, Jesús mío quién pudiera desatar tus amarras y desprender de tu sien esta corona de espinas y esfumar el tumulto de los que te oprimen y fustigan quien pudiera silenciar el chasquido de estos látigos que me traspasan el corazón.

Pues soy yo testigo de tantas de tus bondades e inolvidables milagros.¿Es así como quieres DIOS que tu su hijo sufra tanto por nuestros pecados?, cuestioné. Entre mis manos tenía un lienzo color blanco y lo tomé, mis manos empezaron a temblar y le dije: Señor tiemblo mas ante tu divina majestad que anda entre  estos sayones.

Dirigí mis manos con el trozo de tela hacia su faz . Cuando enjute el rostro de Mi Señor me volví hacia el pueblo y les manifesté: Almas y corazones empedernidos contemplad este prodigo mas. Mirad la reliquia dela Divina Pasióndel Señor que será testimonio por todos los tiempos.

De nuevo volví mi mirada a Mi Jesús Amado y le señalé: Señor ¿como he agradecer este milagro que has otorgado en mi? dadme la gracia de ir en pos de tu camino de dolor hacia el calvario consolándote siempre y amándote con todo mi corazón….