Su Revista de Coleccion

Parroquia Santa Barbara de Pavas: San Juan, el discípulo amado

Mynor Esquivel y Sergio Barrantes

 

Juan significa: “Dios es Misericordioso”. Este joven tuvo la oportunidad de ser el discípulo más amado de Jesús. Nació en Galilea y cuando el Maestro le dijo, tanto a él como a Simón, Santiago y Andrés, mientras pescaban, “vengan conmigo y los haré pescadores de almas”, inmediatamente respondieron al llamado y lo acompañaron por tres años en su vida pública; luego prosiguieron evangelizando al mundo.

Juan fue el único de sus apóstoles que estuvo presente en el Calvario al morir Jesús y recibió de Él en sus últimos momentos el más precioso de los regalos: Cristo le encargó cuidar de su Madre, la Santísima Virgen María, y con ello, también la entregó al mundo para que la venerase y quisiese con su mismo amor.

San Epifanio dice que Juan falleció hacia el año 100 a la edad de 94 años. Poco antes había ido a un monte tenebroso a convertir a un discípulo suyo que se había vuelto guerrillero, y logró volverlo bueno otra vez. Dicen los escritores antiguos que Juan amaba mucho a todo el mundo y a toda su gente, pero le tenía especial temor a los herejes, porque ellos, con sus errores, pierden muchas almas.

La imagen de San Juan Apóstol de la Parroquia de Santa Bárbara de Pavas fue tallada por Ricardo Sandoval