Su Revista de Coleccion

Confesiones en San Jose

Queridos sacerdotes: En estos díasla Iglesianos ofrece a manos llenas la oportunidad de vivir  y disfrutar la experiencia de la misericordia de Dios. A cada uno de ustedes dirijo mi palabra de aliento a que vivan como un servicio muy especial de su vocación, la alegría de permitir a los creyentes su acercamiento al sacramento de la reconciliación.

 

Al igual que ustedes, he experimentado el sacrificio y el cansancio que implica esta nobilísima misión que el Señor nos ha encomendado. Vivan el esfuerzo permanente del trato cálido y humano a los penitentes, y ayúdenles a experimentar el amor y la misericordia de Dios.

 

Como un gesto de solidaridad diocesana, les hago un llamado para que ofrezcan voluntariamente por unas horas,  su servicio de confesores enla Catedral Metropolitana, el próximo viernes 30 de Marzo de9.00 a.m. a dos de la tarde.  Agradeceré mucho su esfuerzo, seguro de que Dios premiará su sacrificio y buena voluntad,  pues sé muy bien que esos mismos días, por las noches, están confesando en las parroquias de su respectiva  vicaría.

 

Les exhorto de corazón a que,  cada uno en su parroquia,  ofrezca la posibilidad del sacramento, los días lunes, martes y miércoles santo, ya que muchos, con certeza,  no podrán acercarse los días de las celebraciones penitenciales en la parroquia. Este es un servicio de caridad para con los fieles, así como también para con sus hermanos sacerdotes, pues si usted no confiesa en su parroquia esos días, recarga injustamente su trabajo al compañero sacerdote de la parroquia vecina.

 

De esta manera, con la alegría del cansancio que a otros descansa, les invito a renovar nuestras promesas sacerdotales el próximo jueves santo, y prepararnos así de lleno para las fiestas dela Pascua.  Lesreitero mi invitación al almuerzo fraterno en nuestro día enla Casa Arzobispal.

 

Deseando a todos unas felices Pascuas de Resurrección, les saluda y bendice

 

 

+Hugo Barrantes Ureña

Arzobispo de San José.