Su Revista de Coleccion

Silencio ante el Sepulcro: Su antología


Presentación

 

La Semana Mayor es uno de los acontecimientos de mayor vistosidad y devoción en la religiosidad piadosa de los pueblos costarricenses. La misma es un lapso privilegiado en que la Iglesia anuncia la Buena Nueva de la Salvación a todas las gentes.

Una de las vías de evangelización que se han empleado son las representaciones de los acontecimientos de la redención con obras de arte. Esto se ha corroborado con minuciosidad desde hace ya más de cuatro años, desde el departamento de Arte Sacro y Ambientación Litúrgica, a través del inventario de todas las expresiones artísticas que se custodian en las iglesias de la Arquidiócesisde San José.

Entre las obras más valiosas desde el punto de vista histórico y piadoso se encuentran los Cristos Yacientes, asociados al Misterio de la Sepultura de Jesús y a la acción salvífica de Dios para los hombres y mujeres de todos los tiempos.

Partiendo de que el tránsito de Jesucristo por el sepulcro, como signo de redención de toda la humanidad caída y cautiva en la región de los muertos, es parte fundamental para comprender de manera íntegra el Misterio Pascual y, siendo este aspecto tan       incomprendido y confuso para la mayoría de los creyentes, es que se haya propicio    realizar una exposición que profundice sobre esta verdad de fe, que tanta relevancia ha tenido en las expresiones piadosas de viernes y sábado santo en nuestras comunidades arquidiocesanas.

Sirva esta publicación con fotografías de setenta y dos obras de arte que custodia nuestra Iglesia particular y estos artículos de reflexión teológico-pastoral para adentrarnos más en la experiencia de fe que tiene como fuente el Misterio Pascual, para  catequizar a nuestros hermanos y  hermanas acerca de la relevancia de comprender el tránsito de Jesucristo por la región de los muertos como fundamento de la fe cristiana y, para valorar el rico legado patrimonial espiritual y cultural que emana de la Historia de Salvación de que formamos parte.

Fraternalmente,

 

 

+ Hugo Barrantes Ureña

Arzobispo Metropolitano