Su Revista de Coleccion

CARTAGO, COSTA RICA: SANTO CRISTO DE ESQUIPULAS VISITÓ A LA PATRONA DE COSTA RICA: LA NEGRITA DE LOS ANGELES

 

CARLOS OREAMUNO TOLEDO

Es ya una tradición muy hermosa dentro de las fiestas que se realizán en devoción al Santo Cristo Negro, que se venera en la Parroquia del Dulce Nombre de Jesús, de Dulce Nombre de Cartago,  el llevar la imagen por la mañana  en procesión acompañado por gran cantidad de fieles y engalanado con un desfile de la fuerza roja de Cartago centro ( taxistas) que han declarado al Negrito como su Patrono y Protector, desde su templo hasta el Santuario Nacional y Basílica de la Patrona de los costarricenses, el viernes anterior a su fiesta, que se celebra el día 15 de enero, la imagen del Santo Cristo, pasa durante todo el día en la basílica, donde es venerado por gran cantidad de fieles devotos que cabe destacar, que cada año aumenta muy considerablemente el amor y la devoción a esta advocación de Nuestro Señor Jesucristo, en el momento de entregar su vida y dar el rescate por cada uno de nosotros en la Santa Cruz. Casi al finalizar la tarde, la imagen es devuelta a su templo por medio de una gran romeria, donde se va meditando el Rezo del Santo Rosario y se le tributan alabanzas y cantos, para que al llegar al templo parroquial, se realice una solemne Eucaristía y luego una bella serenata.

En esta oportunidad fue acompañado por el Pbro. Minor Marín Guillen, Párroco de Dulce Nombre y recibido por el Pbro. Jorge Eddy Solórzano Coto, Rector y Párroco de la Basílica de Nuestra Señora de los Angeles, cabe resaltar que antes de despedirlo por la tarde, por primera vez en la historia de esta tradición que inició en los primeros años de la década de los ochenta, fue bajada la imagen de La Negrita y se puso al lado de la imagen del Santo Cristo Negro, una bellisima experiencia y algo inolvidable para los que estuvimos presentes, ya que se veia al Hijo Negrito, al lado de la madre Negrita. que estampa más bella, todo un sentido teológio y pastoral.

A continuación presentamos la crónica de fotografias captadas durante varios momentos de la tradicional devoción de la visita de la imagen del Santo Cristo a la basílica.